Las laminaciones de los nucleos de los estatores están cubiertas por ambos lados de un barniz para prevenir que el flujo magnético alterno de la máquina, genere corrientes entre laminaciones. Este aislamiento puede, sin embargo, dañarse durante la construcción, servicio o mantenimiento del generador, ocasionando que fluyan corrientes axiales elevadas, lo que conlleva a calentamientos localizados o “puntos calientes” en el área dañada. Si permitimos que los puntos calientes permanezcan, se corre el riesgo de degradar el aislamiento del conductor de una barra de bobina adyacente.

El equipo EL CID analiza el núcleo para detectar fallas entre las laminas del mismo. Se requiere de un devanado toroidal para producir un flujo magnetico similar al método convencional (Ring Flux), pero solo al 4% de su nivel nominal de excitación. Este método utiliza una bobina de referencia para medir la excitación aplicada y un detector (bobina Chattock) con un encoder de distancia. El Chattock sensa la corriente de excitación debido al flujo magnetico aplicado (IPhase) y la corriente de falla (IQuad),desplazada 90º, debido a la corriente entre laminados. Finalmente el encoder de distancia, permite ubicar con precisión la falla.

La metodología de trabajo consiste en la detección de la corriente de falla que se presenta en cuadratura respecto de la de excitación.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO

El valor limite de la corriente de falla es de 100mA. Por encima de este limite es un indicio de cortocircuito laminar que requiere una investigación del mismo.

IRIS POWER EL CID EVOLUTION™